Home / Blog / Alimentación / El aceite de palma, por qué es tan malo

El aceite de palma, por qué es tan malo

aceite de palma

Más que preguntarnos qué alimentos lleva aceite de palma sería interrogarnos por cual no lo lleva. Galletas, cremas de cacao, platos preparados, coberturas para postres, bollería, pasteles, patatas fritas, productos de aperitivo, pan de molde, cereales de desayuno, pizzas, helados, salsas… son solo algunos de los productos en los que podemos encontrar el aceite de palma.

A pesar de ser una grasa que lleva usándose hace mucho tiempo, no fue hasta el año 2014 cuando salía del armario, obligada por la normativa europea quien imponía a la industria alimentaria a especificarlo en las etiquetas de sus productos. Hasta ese momento se hallaba camuflada en el listado de ingredientes como grasas o aceites vegetales. Claro está, no es lo mismo el aceite de oliva que el de palma, ambos vegetales, ni nutricionalmente ni económicamente.

El aceite de oliva, más caro y rico en ácidos grasos insaturados, ha demostrado su papel cardioprotector. Mientras que el segundo, el más barato del mercado y fuente de grasas saturadas, es enemigo del corazón. Éste, hace aumentar el riesgo cardiovascular, esto es, su consumo implica un mayor riesgo de sufrir infarto de miocardio o accidentes cerebro vasculares como embolias, trombosis o hemorragias cerebrales.

Es más, una reciente investigación española testó el efecto del ácido palmítico, ácido graso principal del aceite de palma, en la metástasis del cáncer y comprobó que, una vez inoculado en el ratón, ese tumor pasaba de una frecuencia metastática del 50 por ciento al 100 por ciento. Es decir, todos los ratones desarrollaban metástasis.

Su bajo coste lo hace muy atractivo para la industria. Pero no es esta la única razón de su extendido uso en la elaboración de productos procesados. Se trata de una grasa untuosa, que la convierte en perfecta para todos aquellos productos para untar cono cremas de cacao, margarinas… A ello le debemos sumar que este tipo de aceite, de palma, se enrancia menos.

Por todo ello queda más que claro que industrialmente el aceite de palma tiene ventajas innegables al mismo tiempo que es baratísimo, no obstante, nutricionalmente no solo no aporta nada sino que es nocivo para nuestra salud.

Comentar