Home / Blog / Alimentación / El azúcar, ¿la droga del siglo XXI?

El azúcar, ¿la droga del siglo XXI?

azúcar perjudicial para la salud

Si hablamos de la cocaína del siglo XXI, de un veneno, el nuevo tabaco… estamos refiriéndonos, nada más y nada menos, que al azúcar. 

Hoy en día sabemos que un excesivo consumo de azúcar puede llegar a ser de lo más peligroso para nuestra salud, y lo que es aún peor, vamos teniendo conocimiento de que la gran mayoría de los alimentos que consumimos son portadores de este dulce veneno.

Son muchos los estudios que relacionan el alto consumo de azúcar con el riesgo de sufrir “síndrome metabólico”, un conjunto de dolencias que aumentan las posibilidades de padecer enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, enfermedades coronarias y hepáticas. Elementos clave de ese síndrome son el exceso de grasas en sangre o triglicéridos, colesterol alto, hipertensión, glucosa alta en sangre o grasa acumulada en el vientre.

De momento, las patologías relacionadas con el abuso de productos azucarados de las que tenemos más conocimiento son la diabetes y los problemas cardiovasculares. No obstante, el abuso de la misma puede llegar a ocasionar otros problemas en nuestra salud, tal y como puede ser daños cerebrales. Esto queda reflejado en estudios que desvelan cómo a medida que se consume más azúcar, el cerebro se siente abrumado por los niveles constantes y anormalmente altos de insulina y deja de percibir correctamente sus señalizaciones. Provocando esta circunstancia deficiencia en la memoria y en las habilidades del razonamiento.

A todo ello se une el gran problema de obesidad que asola actualmente a nuestra sociedad, no ayudando mucho el azúcar precisamente a evitarla. De hecho, cada vez se tiene más claro que ni las grasas, ni la sal ni el sedentarismo son los causantes de esta actual pandemia de obesidad, sino que la mayoría de la culpa de la misma es la gran cantidad de azúcar existente en casi todos los alimentos.

Como consumidores, debemos tomar conciencia de la cantidad de azúcar que consumimos, escondida en productos que no imaginamos que la contengan. Desgraciadamente para nuestra salud, hoy en día hay azúcar en casi todo, incluso en el producto más insospechado como puede ser el pan, el yogur, barras energéticas e incluso productos publicitados como “naturales” o “sanos”.

De modo que son casi todos los productos alimenticios los que llevan azúcar. Un claro ejemplo de ello es el proyecto de decenas de imágenes que el fotógrafo Antonio Rodríguez publicaba en sinazucar.org, donde quedaba claramente evidenciada la cantidad alarmante de terrones de azúcar a los que equivale ingerir algunos productos como dulces, postres, bebidas industriales.

Y todo ello se debe a que a pesar de que pueda sonar apocalíptico, la industria nos quiere bien enganchados a lo dulce.
Añadir azúcar a alimentos que incluyen nutrientes de alta calidad, puede aumentar la posibilidad de que se consuman más. Esto es, “los azúcares animan y fidelizan el consumo de los alimentos en los que se incluye”, reflejan varios estudios.

Comentar